EL PRÓXIMO PASO - EXPULSIÓN DE DEMONIOS

Marcos 9:24-26 "E inmediatamente el padre del muchacho clamó y dijo: Creo, ayuda mi incredulidad. Y cuando Jesús vió que la multitud se agolpaba, reprendió al espíritu inmundo, diciéndole: Espíritu mudo y sordo, yo te mando, sal de él, y no entres más en él. Entonces el espíritu, clamando y sacudiéndole con violencia, salió…"

Después de haber confesado los pecados y quebrado las maldiciones, usted ha quitado a los demonios su derecho legal y entonces está listo para echarlos fuera.

Recuerde, como lo indicamos anteriormente todos los ministerios de liberación operan de manera distinta. Algunos esperan ver manifestaciones violentas de los demonios, otros ponen las manos sobre los pacientes, otros no permiten que los demonios se manifiesten. Nosotros somos de la opinión que a veces todas estas cosas ocurren a la vez porque cada caso es único. La única manera de saber que ha recibido la liberación es el cambio de vida que se manifiesta en usted después de la liberación. Usted puede destruir todos los muebles y todavía tener consigo el demonio de destrucción cuando usted termina el proceso. A veces el paciente se sienta en la silla muy quieto sin pronunciar una palabra y al día siguiente ya no dice palabrotas ni se enoja o maldice a la gente. Esa es una evidencia de que ha sido liberado.

De cualquier modo queremos compartir algunos tipos de manifestaciones cuando los demonios son expulsados. Por ejemplo, a través de aliento. El Espíritu Santo entra como aliento de vida y los demonios se mojan de El y luego salen a través del aliento de la persona. A veces la persona tose, bosteza, grita, otros incluso vomitan, mientras que otros solo se sientan en silencio. No se concentre en las manifestaciones, dedíquese sólo a echar fuera a los demonios. El único y principal objetivo es expulsar a los demonios.

En ciertos casos la persona puede necesitar liberación por el mismo problema más de una vez. Los demonios son como la cebolla, usted saca una capa y todavía le queda la cebolla y luego otra más, etc. Nuestra opinión es que dependiendo de cuán enraizados estén algunos demonios (a veces vienen con una familia completa de demonios), quizás sea necesario realizar la liberación en varias sesiones.

También recomendamos que lea Cerdos en la Sala por Frank y Ida Mae Hammond. Es un buen manual de liberación. Existen otros libros de buenos autores respecto a la liberación que nosotros le podemos sugerir si nos contacta.

Comenzaremos con la familia del demonio de Rebelión. Los demonios de ira, mal genio, odio, violencia, homicidio, amargura y falta de perdón pertenecen a la familia del demonio de Rebelión. Para expulsar a estos demonios diga: en el Nombre de Jesús a tí demonio de Rebelión, te ordeno que me dejes y salgas de mí ahora, en nombre de Jesús. Luego inhale y después exhale para dejar salir a los demonios. Esto se llama autoliberación.

Si usted escucha la palabra NO en su mente, entonces el demonio está diciendo no. Repita el procedimiento hasta tener la certeza de haberlo expulsado. A veces le ponen a usted a prueba para ver si usted conoce su autoridad. No se desanime ni cuelgue los guantes. Luche. Usted puede esperar unos minutos e intentarlo de nuevo. Después continúe con los demonios de ira, mal genio, etc.

Ore pidiendo discernimiento del Señor. Este don es imprescindible en el ministerio de liberación. Asimismo, encuentre un grupo de creyentes genuinos que concuerden con el ministerio de liberación de la manera en que Jesús quiere que se haga.

GUERRA: PARTE IMPORTANTE DE LA LIBERACIÓN

Efesios 6:10 - 18 "Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad y vestidos con la coraza de justicia y calzados lo spies con el apresto del evangelio de la paz; sobre todo tomad el escudo de la fé, con que podáais apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios, orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perserverancia y súplica por todos los santos;"

2 Cor. 10:3-5 "Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne, porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo."

Si usted no usa las armas que el Señor Jesús nos ha dado, va a ser derrotado. Otra mentira de Satanás ha causado que muchos cristianos crean que los demonios no nos pueden herir por causa de Jesús. La verdad es que si no tomamos pose de lo que Jesús nos dejó, seremos destruidos por falta de conocimiento (Oseas 4:6).

La sangre de Jesús es nuestra arma número uno. Cúbrase, cubra a su familia, casa y posesiones en la sangre de Jesús. A los demonios les molesta sobremanera cuando usted hace esto.

Unja su casa con aceite. Génesis 28:18; Exodo 25:6; Ex 30:25,31. El aceite por si mismo nada hace pero representa al Espíritu Santo. Es por ello que lo usamos. Después de ungir su casa, puertas, ventanas, camas, etc. - ordene a todos los demonios salgan fuera en el nombre de Jesús. Esta operación no es única. Repítala con la frecuencia que desee.

Tenemos un letrero en las puertas de entrada de nuestra casa que dice "El que entra en esta casa está cubierto con la sangre de Jesús." Quizás le parezca raro a usted. Pero le contaremos una experiencia que mi esposa Elizabeth tuvo para mostrarle que existe poder en esas palabras. Hace unos años ella trabajaba en la calle principal de Meridian, Mississipi. Meridian tenía gente que deambulaba por las calles pidiendo limosnas. A juzgar por la apariencia y acciones de muchos de ellos, era obvio que tenían demonios de locura. Pues bien, algunos de estos individuos locos se metían en su oficina como entrar en su cocina. Ella era la secretaria/recepcionista y trabajaba en la oficina que daba a la calle. Ellos solían entrar sin razón alguna y aparentemente no causaban daño alguno. Solían pedir dinero, café, etc. Ella resolvió poner un letrero de los que tenemos en casa en el dintel de la puerta de su oficina, en un lugar que no era tan visible. Después de haberlo hecho, estos mendigos dejaron de entrar en su oficina. Llegaban a la puerta, la abrían y luego se regresaban a la calle. Finalmente, dejaron de venir por completo. Bendito sea el Señor!

Otro segmento de la batalla es orar antes de salir a la calle con su carro. Stanley atropelló cuatro venados, o mejor dicho ellos le chocaron durante un período de 2 años. Así que él comenzó a orar de esta manera: En nombre de Jesús, tomo autoridad y dominio sobre todos los animales de la calle y carreteras para que no se crucen en mi camino. Te pido Padre Celestial que envies tus ángeles delante de mí donde quiera que yo vaya. Desde entonces él no ha tenido otro accidente. Hemos visto varios venados a la orilla de la pista pero se dan la vuelta y corren fuera de nuestro camino. Alabado sea El Señor!

El ayuno es también una arma que usamos contra nuestros enemigos. Como vemos en Isaías 58:6, el ayuno quiebra el yugo. "¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?"

La batalla es incesante, pero nuestras armas son poderosas en Dios para destruir las fortalezas. La palabra de Dios nos dice que debemos vigilar y orar en Marcos 13:33. Debemos leer y estudiar la palabra de Dios y pedir sabiduría, entendimiento, conocimiento y discernimiento. Estamos en los últimos días y existen falsos profetas que engañarán a muchos. No todo lo que se ve en el nombre de Jesús es por el mover del Espíritu Santo. Es por ello que es muy vital leer y estudiar la Palabra de Dios por su cuenta y saber lo que Dios dice acerca de las cosas que están ocurriendo en el mundo hoy en día. La pena capital, el aborto, cristianos con demonios, etc. no acepte a pie juntillas que su pastor es la autoridad final, él podrá ser un hombre de Dios pero también es humano. No se deje engañar.

Pida a Jesús que le dé ángeles guerreros con espadas de fuego para protegerle a usted, su familia y su propiedad. Mateo 26:53 "¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legions (unos 72,000) ángeles? La guerra es una parte sumamente importante en nuestras vidas cotidianas y la liberación.

MALDICIONES DE HECHICERíA Y BRUJERíA Y ENVIARLAS DE VUELTA (RETORNARLAS). Exodo 22:18 "A la hechicera no dejarás que viva."

Levítico 20:6 "Y a la persona que atendiere a encantadores o adivinos, para prostituirse tras de ellos, yo ponder mi rostro contra la tal persona, y la cortaré de entre su pueblo."

Levítico 20:27 "Y el hombre o la mujer que evocare espíritus de muertos o se entregare a la adivinación, ha de morir; serán apedreados; su sangre será sobre ellos."

La hechicería o brujería es un pecado muy serio y muy predominante hoy en día.

Si no tomamos nuestras armas y luchamos contra los enemigos de nuestros Señor, seremos destruidos. Cualquiera que practica o juega con hechicerías adquiere una maldición de muerte sobre si mismo. Esto también afecta a nuestras cuatro generaciones. Si usted dejó que le leyeran la suerte, usted tiene la maldición de muerte sobre usted y sus hijos y los hijos de sus hijos hasta la 4a generación.

Leer horóscopos es  hechichería. Jugar con ouija es hechicería. Existe tanta brujería hoy en día que debemos estar alertas contra de estas cosas y mantenernos alejados de ellas. La brujería y sus efectos no es un tema que se predica desde el púlpito y el pueblo de Dios está siendo destruido y engañado por la brujería. Los satanistas están ayunando y orando por la destrucción de nuestra familias y de nuestra relación con el Señor Jesús. Cuando usted hace guerra contra los satanistas, tiene que devolverles las maldiciones que le han enviado.

Oraciones de intercesión impías son oraciones de brujería. Es decir cualquier oración que se haga en nombre suyo o de otras personas y que no sea de la voluntad de Dios tiene el mismo efecto que la brujería.

Toda palabra pronunciada en el momento de ira, dolor, amargura, tristeza constituye una maldición enviada contra usted.

Oraciones psíquicas, pensamientos, guerra, también tienen que ser quebradas. Hubo un noticiero en la TV que hablaba sobre rusos y los pensamientos psíquicos que ellos usaron uno en contra del otro. Mi amigo, esto es real y mortífero. Si usted no reconoce y usa las armas de nuestra guerra contra ellos, ellos le podrían destruir.

Todas las oraciones de los católicos que hagan en favor o en contra de usted necesitan ser quebradas.

No piense que usted está protegido solo por ser cristiano.

Usted tiene que apropiarse de las cosas que Dios le dejó como herencia para que esa protección funcione. Usted deberá cubrirse en la sangre de Jesús, romper y liberarse usted y su familia de las maldiciones de hechicería y brujería y devolver las maldiciones a los satanistas. Usted puede hacerlo a diario o en cualquier momento en que el pensamiento entra en su mente para quebrarlos.